"Al servicio de la sorpresa de los niños"
Crítica de Jordi Bordes - recomana.cat (15.11.2017)

Montse Roig y Joan Casas han sabido sacar todo un mundo frágil y tierno de las visitas de la coreógrafa a las guarderías. Ha investigado, ha jugado y se ha atrevido a transformarse en una más del aula. Con una música que complementa muy bien una situación, circunstancial (evoluciona la pieza a partir de cada hallazgo que aparece en el espacio escénico), se van produciendo pequeños juegos muy efectistas con los mínimos elementos. …/… La conexión con los niños es continua. Porque las imágenes les son sugerentes y mágicas y porque la mirada es siempre hacia ellos. La obra termina con una fiesta, repartiendo corazones de colores y tirándolos al vuelo como si fueran tiernas hojas de otoño. Un juego sencillo, pero efectivo, sugerente, que mantiene la curiosidad y que la redime cuando por fin accede a la escena. Y sí, también se baila desde la platea, inocentemente, sobre todo a raíz de la lluvia de corazones, hilera a hilera del artista.

LINK AL ARTÍCULO

"¡Descubrir!"
Crítica de Núria Cañamares - Recomana.cat (24.11.17)

El espectáculo está cuidadosamente diseñado para seducir al público de entre 2 y 5 años y, al mismo tiempo, brindar un rato maravilloso a los adultos que los han llevado al teatro. Se trata de vivir una experiencia compartida, de participar conjuntamente y en sociedad en un acto artístico cargado de emoción que, si bien puede que no es "la primera vez", poco se aleja. …/…

Ahora aparece una luna, hay una lluvia de estrellas o revolotean unas nubes. Ahora entran dentro de una cueva acompañados del eco o ven como toma vida la bailarina de una caja de música. Con imágenes, luces y melodías les regalan una continuidad de escenas puras, blandas, bellas, suaves, donde a través de los ojos, el cuerpo y el alma de la protagonista los niños despiertan sus sentidos y, sobre todo, sus emociones y vínculo con las artes escénicas.

Descalza, curiosa, juguetona y vestida de blanco con una calza que recuerda el pañal de los bebés, la analogía es evidente. Ella es la que se mueve en el escenario entre una sugerente escenografía, pero todo el mundo puede verse a sí mismo experimentando en su sitio. Los pequeños reaccionan abiertamente a los estímulos y dejan escapar vítores o balbuceos que confirman que son partícipes del descubrimiento. Y lo más fundamental: que disfrutan.

En general, el espectáculo contiene la comunicación con el público en el rol de receptores activos salvo dos momentos en los que la interacción es intencionadamente explícita y, a pesar del notable cambio de registro, se produce de manera natural. Una distensión controlada que los pequeños reciben con diversión y que acaba de aproximarse a este universo onírico que, finalmente, se desplegará en el mundo real en una invitación al juego y la fiesta que redondea la vivencia.

LINK AL ARTÍCULO

Entrevista con Núria Parera
El Culturista (23.10.2017)

La compañía Blink Flash ha nacido con el objetivo de acercar el mundo de la danza y el teatro a los más pequeños. Este año se estrenan en el festival “El Més Petit de Tots” con un espectáculo que se basa en la vida intensa de Isadora Duncan. Montse Roig (creadora e intérprete), Marina Cardona (coreógrafa)y Joan Casas (dramaturgo) han experimentado con niños de doce guarderías antes de dar el salto en el escenario, y el resultado es una pequeña joya que explora las emociones más básicas del ser humano.

…/…

¿Por qué eligió la historia de Isadora Duncan como base?

Montse: Joan me empezó a preguntar qué me interesaba, qué ideas, qué imágenes, qué sensaciones... Y de repente cuadraba mucho con la biografía de Isadora que me había leído hacía poco. Tuvo una vida intensa, le pasaron cosas fuertes, pero siempre se levantaba para seguir luchando y para seguir renovando el mundo de la danza. Pensamos que era una buena fuente de inspiración.

¿Cómo se convierte una biografía en un espectáculo para niños tan pequeños?

Joan: Transformamos la biografía de Isadora en una biografía emocional. Hicimos una recopilación de las diferentes emociones que vivió y luego hicimos una elección. En el fondo son emociones básicas que todo el mundo vive en un momento u otro. Por este motivo es fácil identificarse con él.

Montse: Sí, hablamos del miedo, de la incomodidad, de la rabia, del hecho de imponerse, del rechazo, de la pérdida de los hijos, la tristeza ... Explicamos la vida de Isadora a través de las emociones que vivió. Y cada una de ellas la relacionamos con un objeto y una música. La música me ayuda mucho a crear los movimientos, y los objetos ayudan a los niños, ya que ellos necesitan algo palpable, que puedan tocar.

Joan: También jugamos con los colores. Montse comienza vestida de blanco y se va manchando el traje de colores a medida que vive las diferentes situaciones, es un juego muy visual, que atrapa al público.

…/…

¿Ha hecho un trabajo previo, de investigación, que ha sido básico para crear el espectáculo?

Marina: sí, desde el Mercat de Les Flors se hacen unos laboratorios en las guarderías para trabajar las emociones a través del teatro y la danza. Vamos a las aulas a hacer ejercicios para educar a los niños y niñas en este ámbito y también para dar herramientas creativas a las educadoras. La segunda parte del laboratorio es llevar estos niños al teatro, a ver la obra.

…/…

¿Cómo reaccionan los niños en el aula?

Marina: pasan cosas como que un niño te pregunte, inseguro: "¿me puedo quitar los zapatos?" Nosotros respondemos que y tanto, que pueden sentirse libres de hacer lo que quieran, como si quieren girar o saltar.

Montse: con el proyecto educativo del Mercat de Les Flors, damos herramientas a las educadoras para que puedan estar con los niños también desde el cuerpo y no sólo a través de la palabra. Por ejemplo, si quieres que hagan la croqueta es mejor hacerla tú también que no estar de pie diciendo "ahora rodad por tierra".

Marina: exacto, las emociones se experimentan físicamente, y más a estas edades. La comunicación no verbal es muy importante.

Joan: a partir de cierta edad - los 5 o 6 años - las emociones cristalizan y el niño empieza a repetir los patrones que ha aprendido, pero si se trabajan antes se puede hacer un trabajo muy profundo. Son unos años importantísimos para el desarrollo de la persona.

…/…

Y para terminar ... ¿Qué queríais ser de pequeños?

Montse: patinadora o jueza.

Marina: veterinaria o bailarina.

Joan: técnico del espacio, me imaginaba como una especie de mecánico-astronauta que arreglaba cohetes.

LINK AL ARTÍCULO

© 2018
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 659 822 400 (Caroline)
+34 609 929 062 (Montse)
C/ Enric Granados 155, 3-2
08008 Barcelona